Institut Guttmann

Hospital de neurorrehabilitación

+34 93 497 77 00

Síndrome Postpolio

La poliomielitis es una enfermedad neurológica causada por el virus de la polio. El síndrome postpolio son los efectos tardíos de la polio. 

Afortunadamente, en nuestro país y gracias a las campañas de vacunación iniciadas de manera sistemática en 1963, la polio está prácticamente erradicada desde finales de los años sesenta. En 1988 se describió el último caso. En los últimos años hemos podido encontrar nuevos casos entre la población inmigrante o tras viajes a países en los que todavía es endémica. Se calcula que en el estado español unas 35.000 personas sufrieron las secuelas de la enfermedad.

Síndrome postpolio

Qué es el síndrome postpolio

En el transcurso de los años, las personas afectadas por la poliomielitis pueden desarrollar complicaciones en el aparato locomotor derivadas de la enfermedad neurológica, como por ejemplo la escoliosis, patología tendinosa en la espalda, atrapamientos de nervios periféricos por el uso de ayudas para la marcha o por el empleo de sillas de ruedas, insuficiencia respiratoria, fracturas por osteoporosis y, en definitiva, pérdida de funcionalidad y autonomía. Todo ello es lo que se conoce como síndrome postpolio.

Síntomas de la postpolio

Un pequeño porcentaje de estas personas pueden desarrollar el llamado síndrome postpolio que consiste en la aparición de debilidad muscular añadida a la previa, sin que se pueda atribuir al desuso. Esta debilidad muscular puede ir acompañada o no de:

  • Fatiga
  • Mialgias
  • Atrofia muscular
  • Pérdida de funcionalidad.

Si se observan cambios electromiográficos, podemos constatar que se trata verdaderamente de un síndrome postpolio (Criterios de Halstead).

Tratamiento del síndrome postpolio

En la patología del síndrome postpolio la prevención del deterioramiento funcional, mediante neurorrehabilitación y el seguimiento por parte de un profesional clínico experto, junto con los actos quirúrgicos indicados y una buena rehabilitación de mantenimiento, son hoy por hoy, la mejor opción terapéutica.

Referencias acerca del síndrome postpolio