Institut Guttmann

Hospital de neurorrehabilitación

+34 93 497 77 00

Historia

La historia del Institut Guttmann es el resultado de la tenacidad y esfuerzo del Sr. Guillermo González Gilbey (1926-1987), quien sufrió en 1958 un accidente de tráfico que le dejó tetrapléjico.

Tras experimentar en propia persona la inexistencia en nuestro país de la atención médico-rehabilitadora adecuada, el Sr. González Gilbey viajó a Inglaterra para recibir tratamiento. Allí, gracias a las técnicas desarrolladas por el Dr. Ludwig Guttmann, comprobó que era posible lograr el grado de rehabilitación necesaria para recuperar una vida activa y satisfactoria pese a las grandes limitaciones físicas, y al volver a Barcelona impulsó la creación de un centro hospitalario especializado donde otras personas con una lesión medular pudieran recibir en Barcelona su misma atención rehabilitadora especializada.

Su entusiasmo y voluntad hicieron posible, el 27 de noviembre de 1965, la inauguración en Barcelona del primer hospital de España dedicado al tratamiento y rehabilitación integral de las personas afectadas por una lesión medular. Situado en el barrio de La Sagrera, el nuevo hospital recibió su nombre en honor al Dr. Guttmann.

El Dr. Miquel Sarrias Domingo (1930-2002), cirujano formado en Oxford y discípulo del Dr. Guttmann, asumió la dirección del Institut Guttmann, contribuyendo hasta el día de su jubilación en el año 2000 en el establecimiento de una cultura institucional propia, basada en el rigor asistencial y el humanismo.

En 1999 se creó el Instituto Universitario de Neurorrehabilitación Guttmann que, adscrito a la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), desarrolla aspectos docentes e investigadores en materia de neurorrehabilitación, tecnología aplicada a la discapacidad y conocimientos de la práctica clínica. Y en el año 2002, a fin de responder a una demanda creciente y adaptarse a las nuevas necesidades, fue inaugurado en Badalona el nuevo hospital, el nuevo Institut Guttmann: un edificio de más de 20.000m2, diseñado y equipado especialmente para su función. Una obra que fue financiada, en parte, por la Fundación ONCE y por el Servei Català de la Salut.

Martes, 24 Mayo, 2016 - 18:46